dilluns, 13 de novembre de 2017

THOMAS BERNHARD




HORMIGÓN / EXTINCIÓN
Thomas Bernhard
Traducció: Miguel Sáenz
Alfaguara
552 pàgines







CARTA ABIERTA A D. CARLOS MOYA VALGAÑON



Sociólogo. Catedrático Emérito de la Uned



Sr. Carlos Moya

En calidad catedrático debiera dirigirme a usted como Doctor, pero ese tratamiento lo encuentro excesivo por todo lo que seguidamente expondré.

Casi diariamente permanezco durante varias horas en una biblioteca donde el material que ponen a disposición de los usuarios es plural, en la hemeroteca diaria puede usted encontrar la prensa del día desde el Ara y el Avui, hasta el Mundo, La Razón pasando por La Vanguardia o el ABC. Lo mismo ocurre con las publicaciones mensuales, bimensuales o anuales. Entre ellas, dicha biblioteca está suscrita a la revista CLAVES.

Cada mes dedico un día o dos a leer diez o doce revistas, le admito que es algo enfermizo leer sobre literatura, música, cine o sociología, y  en esta lectura incluyo la revista CLAVES.

En la última edición de dicha revista usted dedica un artículo a SEPHARAD, y concretamente se centra en una carta de Isaac Ben Yehuda de Abravanel dirigida a los Reyes Católicos, debo decir que dicho artículo fue, es, de interés para mi, incluso lo encontré breve y hubiera agradecido más información. Pero… cual fue mi sorpresa que al finalizar dicho artículo y tras tres apóstrofes 

***

que editorialmente significan una separación, usted y sin relación con lo anterior sobre Sepharad acomete una opinión sobre Catalunya en la que sin empalago dice “un golpe de estado filofascista a la incluyente Constitución democrática española” y una vez emitido su juicio sin relación ninguna con el tema de la expulsión de los judíos de España, retoma el tema de Isaac Abravanel, pero haciendo otra cabriola y para que el lector o lectora vea que usted sabe de que habla y ha leído a autores catalanes, cita a Salvador Espriu, José Agustín Goytisolo, María Aurelia Campmany, Carles Riba y al pintor Antoni Tapias, y para ello se ampara en la Sepharad de Salvador Espriu. En su arenga menciona a los Pujol-Ferrusola, bien, sólo para su conocimiento y se lo diré en términos informáticos, cuando usted menciona a dicha familia, en Catalunya, es como si usted se hubiera anclado en el wordperfect y en Catalunya ya se está en el Windows 10. No sé si entiende la comparación.

Imagino que la alegría con que ventila el movimiento catalán lo justifica por su pasado, hijo de padres republicanos represaliados y usted mismo opositor a la dictadura, pasado que le debe haber dado sus réditos para que nadie se confunda y así marcar distancia con los que están a su derecha. Pero mucho me temo que las enseñanzas que ha recibido de poco le sirvieron ya que no sabe exactamente que es un fascista ni un filofascista.

En cuanto a su defensa de la Constitución, como sociólogo sabrá lo que Durkheim decía en su libro El Suicidio, que los pueblos se deprimen e incluso alguno de sus individuos se suicidan cuando se sienten desamparados por el Estado que en principio debiera cobijarles.

También debo decirle que no es el primero que aprovecha un espacio en una publicación para opinar sobre el mismo tema. Hace unos meses, el Sr. Felix de Azúa en la revista Scherzo, que por si no lo sabe está dedicada a la música clásica y a la ópera, en una columna que la revista le ofrece, seguí yo un artículo porque ingenuamente pensé que hablaba de un compositor, cuando sin venir a cuento hizo el mismo ejercicio que usted, se salta el tema del compositor y nos da su opinión sobre Catalunya para luego volver al compositor. Otro ejemplo, en la revista Dirigido por…, revista que se ocupa exclusivamente de cine, iba yo a leer la reseña de una película cuando el comentarista, un tal Diego ¿?, empieza su comentario diciendo que “vive en una ciudad donde….” Donde era evidente que se refería a Catalunya y una vez emitido su juicio entonces va al tema que realmente quiere la lectora, la película. Lo siento no tiene usted la exclusiva.

Usted podrá aducir que como ciudadanos tienen derecho a expresar su opinión, y yo le responde que sí, como ciudadanos tienen todo el derecho a expresar su opinión, pero si leo un artículo que habla de Sepharad, si una columna editorial habla de música y una revista se dedica al cine, lo que la lectora espera encontrar es que se le dé información sobre dichos temas. Para el tema catalán no faltan espacios, más bien sobran, donde todos y todas puedan decir lo que se les ocurra, en su caso, Sr. Moya, estoy segura que la misma revista CLAVES, le ofrecerá gustosa un espacio donde usted pueda expresar su opinión sobre Catalunya sin ninguna restricción, teniendo en cuenta que el director de dicha revista es Fernando Savater.

Usted Sr. Moya es la prueba fehaciente de que un Catedrático Emérito de la Uned no es sinónimo de ecuanimidad y  distanciamiento, usted es la prueba que ha dejado de lado al Catedrático para dar paso al ciudadano dominado por las pasiones (entendiéndose pasiones en términos Spinozianos), está en su derecho pero puesto en esta tesitura pierde usted el término Doctor.

Espero y deseo que si por casualidad llegara a leer esta carta piense: bah! No voy ni a responder, se lo agradeceré infinito. Con lo ocupada que estoy sólo me faltaría trabar correspondencia con un Catedrático Emérito, no estaríamos a la misma altura.

Atentamente,

NOVETATS EDITORIALS 2


dimecres, 1 de novembre de 2017

COM ENDREÇAR UNS CASQUETS


dimarts, 31 d’octubre de 2017

SANT ANIOL


diumenge, 22 d’octubre de 2017

ELS GÀNGSTERS DE BARCELONA


ELS GÀNGSTERS DE BARCELONA
Josep Maria Planes
Proa
Barcelona, 2002
176 pàgines







El comentari d'aquest llibre sortirà publicat ben aviat a la pàgina de Barcelona Llegeix. Aquest fet motiva que l'elecció del llibre a comentar s'ha de fer a l'avançada i coordinada amb altres persones que també fan la ressenya dels llibres que han triat. Ho comento perquè el dia que surt publicat en aquest bloc, 22 d'octubre '17, Catalunya viu una situació crítica, ja que ahir el Gobierno de España va decidir fer un Cop d'Estat a Catalunya. Aquesta situació entronca amb el llibre que comentem avui on podem observar que Barcelona sempre ha estat una ciutat convulsa i viva on en el decurs de la seva història ha viscut situacions difícils, però la ciutat estant i sobretot, ÉS.
.....................................................

Josep Maria Planes (Manresa 1907 – Barcelona 1936) va fer de la ploma la seva eina i conreà la crònica, la ficció, la dramatúrgia teatral, la traducció i l’humor ja que va ser director de la revista de sàtira El Bé Negre. Així doncs ens trobem davant d’un autor, si més no pel que fa a l’escriptura, d’ampli registre.

El llibre que avui comentem a Barcelona Llegeix, queda inscrit en l’àmbit de periodisme d’investigació, ja que hi ha consens en atribuir que Els Gàngsters de Barcelona és un  esforç  seriós de fer aquesta mena de periodisme, del qual Josep Maria Planes  en va ser un dels pioners,

L’abril de 1934, Josep Maria Planes inicia un reportatge, que finirà el maig del mateix any, atenent els moments convulsos que vivia la ciutat de Barcelona, anys  precedents a la guerra civil. Per fer-ho,  contacta amb persones vinculades al sindicat de la CNT i d’altres Institucions i Agrupacions. Per tal de poder obtenir la informació, empenyora la seva paraula d’honor de no fer públic el nom dels seus informadors i demana al lector que confiï en allò que ell escriu. Així doncs ens trobem en una situació remarcable la qual  probablement, en els temps que vivim, seria poc freqüent, això és: La seva paraula d’honor és suficient per que els confidents li donin informació, alhora que el lector també ha de confiar en aquesta paraula d’honor que allò que llegeix és cert.

Com a periodista detectem l’orgull de poder servir a la veracitat i la voluntat de contrastar la informació rebuda. Aquest afany el duu a publicar dues cartes, incloses en aquest llibre,  que li envia el Director del diari Solidaridad Obrera rectificant allò que el periodista ha publicat anteriorment.

El llibre que comentem aplega tot el reportatge tal i com va ser editat l’any 1934. Mostra la situació que vivia Barcelona en la seva vessant més sindicalista, principalment la CNT i el posterior protagonisme de la FAI i el complicat entramat que propicià tot un seguit de d’assassinats. Però Josep Maria Planes no solament consigna l’actualitat, sinó que per tal de fer més entenedora la situació que es troba immersa la Ciutat l’any 1934, dedica uns capítols, per força breus, a la història del moviment proletari i la seva evolució des l’any 1831. També dedica uns capítols a l’estructura de la CNT i la seva constitució organitzativa, ambdós molts interessants i força documentats. No volem deixar d’esmentar l’apartat dedicat a l’afusellament de Ferrer i Guàrdia.

Finalment, no podem acabar aquesta ressenya sense comentar el fatídic final del nostre autor. L’any 1936, és a dir dos anys més tard de la publicació del reportatge que ocupa aquest llibre, Josep Maria Planes denuncià  públicament l’assassinat dels Germans Badia i quins n’eren els seus executors. El 24 d’agost de 1936, Josep Maria Planes és assassinat a la Rabassada*, un mes i escaig d’iniciada la guerra civil. Tenia 29 anys.


*La Rabassada o Arrabassada, també Carretera de Collserola, uneix Barcelona i Sant Cugat del Vallès.